Crisis por divorcio, trastornos y sintomas.

Publicado en 28 octubre 2009. Archivado en: Uncategorized |


  •  
        • La separación o divorcio es una fuente de sentimientos y trastornos psicológicos importante, que produce depresión, ansiedad, culpa, trastornos de la autoestima, dolor emocional, rabia, agresividad hacia el otro miembro, etc. También trastornos somáticos, somatizaciones y otros. Hablaremos de los adultos y dejaremos para otro artículo el tema de los hijos. Puede ser útil una terapia de pareja para evitarlo o minimizar los trastornos.

Durante la separación o divorcio se van a producir grandes cambios afectivos, económicos, sociales, legales, personales… La persona debe recibir ayuda legal, social, psicológica y médica.

Aunque cada persona es diferente, tenemos datos estadísticos y clínicos que nos indican que la mayoría de las parejas viven un real proceso de duelo que abarca también a los hijos y a veces también a otros miembros de la familia (abuelos, tíos, etc.) La separación tiene distintos significados para cada miembro de la pareja:

1. Puede ser sentida como la pérdida de esperanza, de expectativas, de un ideal que no pudo alcanzarse.

2. Se puede vivir como un fracaso y generar sentimientos de culpa.

3. En algunos casos se puede vivir como una liberación, pero ello no impide la necesidad de elaborar el proceso de duelo y fundamentalmente sufrir por los hijos (si los hay).

4. Son frecuentes las vivencias de baja autoestima, de cuestionamientos y de revisión de la vida pasada.

La separación o divorcio puede ser comparado a un trastorno de estrés postraumático. De hecho, Holmes (1967) en su escala de estrés o acontecimientos de vida, le atribuye 73 puntos al divorcio y 65 a la separación, si las sumamos nos da 138 puntos. Este autor dice que con 300 puntos, un 80% caerá enfermo. También tiene que ver con una situación de duelo: aunque nuestra pareja no ha muerto, sí que hay una pérdida. El duelo es una reacción a la pérdida que puede ser la muerte de un ser querido, pero también la pérdida de algo físico o simbólico.

Las fases del duelo

Todo duelo es un proceso natural, en que el doliente atraviesa una serie de fases. Aunque no necesariamente hay que pasar por todas ellas, ni seguir una determinada secuencia.

Freud (1917) fue el primero en describir los procesos del duelo: reacción a la pérdida de un ser amado o algo simbólico, el duelo es un afecto normal, conlleva la convicción del sujeto de ser castigado.

Lindemann (1944) describe lo siguiente: problemas somáticos, preocupaciones relacionadas con la imagen del fallecido, culpa, reacciones hostiles y pérdida de patrones de conducta; fases; conmocion-incredulidad, dolor agudo, resolución.

Kübler Ross describe cinco fases: de negación, de ira, de negociación, de depresión y aceptación.

Bowlby (1961, 1980) describe tres fases: embotamiento de la sensibilidad, añoranza y búsqueda, desorganización y desesperanza, reorganización del proceso.

Rando (1984) fase de evitación: conmoción (shock), fase de confrontación, fase de restablecimiento.

Duelo patológico: el modelo de Bowlby (1980). Consta de tres variables:

1. Características de la persona que sufrió la pérdida.

2. Experiencias infantiles de la persona que sufrió la pérdida.

3. Procesamiento cognitivo de la pérdida.

Según este autor hay tres tipos de personas vulnerables a desarrollar duelos patológicos: las que establecen relaciones afectivas cargadas de ansiedad y ambivalencia (apego ansioso), las que establecen relaciones afectivas a través de cuidar compulsivamente a otros y aquellas que afirman de modo compulsivo, su autosuficiencia e independencia respecto a los vínculos afectivos.

Ramsay (1977), indica que es un estado de estrés y depresión que persiste tras un año de la pérdida y manifestaría estado de animo depresivo, recuerdos recurrentes de las circunstancias de la pérdida o sueños recurrentes, reacciones de estrés (insomnio, ansiedad, etc.)

Intervención y psicoterapia

La evaluación puede ser como un trastorno depresivo- ansioso, escala de depresión de Beck, de ansiedad o la de Hamilton de depresión y ansiedad, Escala de Trauma de Davidson, escala de autoestima de Rosenberg.

Debemos facilitar la expresión de sentimientos inhibidos hacia el ex compañero, ayudar a expresar las circunstancias que condujeron a la pérdida y el relato de las relaciones con el ex compañero, lograr a partir de los dos puntos anteriores la activación cognitiva de procesamiento de informaciones previamente excluidas. La silla vacía y el psicodrama pueden sernos de utilidad.

Desde la PNL, podemos utilizar la línea del tiempo, se puede ver un caso publicado por nosotros en ésta revista “línea del tiempo y fobia” donde detrás de la fobia había un duelo no resuelto, se puede aplicar a una separación. Las técnicas de perdón (Ruben Armendáriz), reforzar la autoestima. Resolviendo el duelo (Andreas).

En la EMDR se considera la muerte de alguien cercano (podemos considerar igual la separación) como algo traumático. Es un modo poderoso de integrar una experiencia traumática. Ha demostrado ser una técnica muy adecuada para trabajar el estrés postraumático y el estrés en general, también para resolver un duelo no resuelto. El protocolo según S.Lazrove podría ser: tratar la muerte o separación en si misma (los detalles de lo que ocurrió realmente), aceptación de la muerte o separación ¿Qué necesitas retener y que necesitas dejar ir? Hay aspectos positivos que se pueden mantener de la relación, integrar la ausencia de ésta persona dentro de la visión de futuro ¿Como piensas que serán las cosas de ahora en adelante sin fulano? Debemos de estar seguros que todo esta resuelto, para ello la pregunta Si tuvieras que decirme alguna cosa que aun te perturba sobre lo que paso ¿cuál seria?.

También la hipnosis nos puede prestar un buen servicio. Para regresionarla en el momento de los hechos, revivirlo y “solucionarlo”.Una inducción rápida:
“Ahora que oyes mi voz y te das cuenta que estas aquí, me pregunto si estas preparado para empezar ahora… o dentro de unos momentos… a lo mejor tienes necesidad de cerrar los ojos, ¿Qué quieres conseguir, un trance mediano o profundo?… Como la mayoría de personas cierras los ojos y te relajas más y más profundo, muy bien, lo estas haciendo muy bien… ahora puedes empezar a visualizar una casa… la casa de tus sueños… y cuando la veas con la imaginación, puedes asentir con la cabeza… muy bien… ahora puedes imaginar una playa, la arena, las palmeras, el cielo azul, hace muy buena temperatura, tu te ves en la playa… y cuando lo hagas… asiente con la cabeza… muy bien… ahora puedes ver la luna, una luna llena… muy bien… ahora ponle un rostro a la luna… el rostro que a ti te apetezca… muy bien asiente con la cabeza cuando lo tengas…

Una vez puesto en trance las sugestiones pueden ser: “ahora permite que tu cuerpo y tu mente acepten las emociones como una parte natural del proceso, déjalas fluir hasta tu conciencia y déjalas salir de tu conciencia fácilmente. No hay necesidad de resistirse, déjalas fluir… Perdónate a ti mismo y perdona a tu ex pareja… siente que la compasión entra y fluye a través de tu mente. Siente que una mayor bondad colma tu corazón, y mientras te liberas, permite sentirte más en paz, equilibrado y más armonioso con la vida que te rodea. Déjate llevar y libérate de toda la ira y tristeza que has sentido. Libérate de la ira y de la tristeza, siéntelas marchar, siéntelas fluir a través tuyo y salir de tu cuerpo. No hay necesidad de resistir. Simplemente déjalas ir, siéntelas salir de ti, y mientras permites que esas emociones se vayan, siente que emerge una nueva sensación de paz, de tranquilidad y de armonía vital. Ahora tienes el valor para avanzar y dejar atrás tu pérdida. Ahora comienza a imaginarte dejando atrás todo el dolor y trastornos. Las personas hacen lo mejor que saben de acuerdo a las circunstancias y a la información que tienen en estos momentos…”

Para sacarlo del trance, “ahora te prepararás para volver aquí y ahora, ha sido una experiencia muy agradable, la próxima vez entrarás en un estado más profundo, contaré del 5 al 0 y podrás abrir los ojos, el ejercicio se ha terminado, gracia por tu colaboración, 5 despejado, 4 más despejado, 3 más y más, 2 todavía más, 1 muy bien, 0 cuando quieras puedes abrir los ojos.”

Como toda crisis, nos da oportunidad de aprender y crecer como personas una vez superada

Otros artículos de Ramón Llauradó en PNLNET

About these ads

Make a Comment

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: